Quantcast

Yeguas en Edad Avanzada

┬┐Disminuye la calidad del potrillo que una yegua puede producir conforme envejece?

January 17, 2013

Horses in the cold

Ahora como nunca antes, hay más yeguas en edad avanzada produciendo potrillos.  Aunque tradicionalmente se ha creído que la calidad del potrillo que una yegua puede producir disminuye a partir de cierta edad, los expertos opinan que en la actualidad esto ya no es tan cierto, gracias en gran parte a las mejoradas técnicas de manejo de caballos en edad avanzada, y al aprovechamiento de técnicas de reproducción asistida, como la transferencia de ovocitos o de embriones. 

Para tratar el tema, tuvimos una entrevista con Elaine Carnevale, D.V.M., Ph.D. (médica veterinaria con doctorado), del Equine Reproduction Laboratory de la Colorado State University.  Carnevale es una de las autoridades líderes en la investigación de reproducción en yeguas.  Gran parte de los recursos para su investigación de ovocitos y folículos han sido aportados por la Colorado Racing Commission  y la Cecil and Irene Hylton Family Foundation.

Carnevale lleva años manejando yeguas en edad avanzada, estudiando su sistema reproductivo, y produciendo potrillos con ellas.

“Cuando se trata de yeguas en edad avanzada, son muchas las cosas que están sucediendo”, dice Carnevale.

El Huevo (Ovocito)

“En las yeguas en edad avanzada, sabemos que el avance en la edad tiene un efecto en la calidad del ovocito”, cuenta Carnevale.  Éste se manifiesta de diferentes formas, como cambios degenerativos o problemas cromosomáticos.  Estos cambios afectan muchas cosas, desde la fertilización hasta la muerte embrionaria precoz.

“La habilidad de los espermatozoides para lograr la fertilización de ovocitos en yeguas en edad avanzada parece afectarse en algunos casos”, dice Carnevale.  “Recientemente realizamos algunas investigaciones que indican que el recubrimiento del ovocito, la zona pelúcida, hace un poco diferente el proceso de adhesión del esperma en yeguas en edad avanzada comparado con las yeguas jóvenes”.

El Ambiente

“Existe el potencial de enormes efectos  ambientales en el ovocito”, agrega Carnevale, como por ejemplo el ambiente dentro del folículo del ovario donde el ovocito madura previamente a la ovulación.

“Si se le permite a una yegua aproximarse a la ovulación y recolecta el ovocito, no es raro que el ovocito que se obtenga de la yegua mayor se vea demacrado y gastado comparado con el ovocito que se obtiene de una yegua joven”.

Existe un proceso hormonal que ocasiona que el folículo haga madurar el ovocito para la ovulación, e investigaciones indican que este proceso es diferente entre las yeguas jóvenes y las en edad avanzada.

“Mucho de lo que hemos visto indica que las yeguas de más años posiblemente retienen sus ovocitos un poco en exceso en el interior del folículo, haciendo que los ovocitos estén más maduros de lo normal cuando ellas ovulan”.

Tras la ovulación, el ovocito ingresa al oviducto de la yegua, donde ocurre la fertilización.  El ovocito fertilizado (embrión) pasará alrededor de cinco días en el oviducto, y no es raro que las yeguas en edad avanzada también tengan problemas en los oviductos, que puedan afectar la salud del ovocito.

“Ese ambiente inicial es verdaderamente esencial para la salud, no sólo del ovocito o del embrión, sino también para el futuro potrillo”, dice Carnevale.
Una vez fertilizado, el embrión pasa al útero, pero el útero de las yeguas en edad avanzada con frecuencia no proporciona un ambiente bueno para el embrión o para el feto en crecimiento.  Puede tener tejidos cicatrizados de gestaciones previas, o puede ser susceptible a infecciones debido a desgarros cervicales.

“La capacidad metabólica de la yegua en ocasiones se perjudica por síndromes metabólicos como la enfermedad de Cushing u otros factores que afectan a los animales en edad avanzada”, cuenta Carnevale.  “También se puede perjudicar por la manera en que ellas digieren el alimento y los nutrientes.  Y el flujo sanguíneo en el útero probablemente tiene deficiencias, afectando la manera cómo los nutrientes son transferidos al feto”.

“Uno termina con un potrillo en condiciones no tan óptimas en algunas de estas yeguas.  Es ahí donde pueden presentarse más problemas con las extremidades, o gestaciones más prolongadas debido a que el potrillo tarda más en madurar”.

Otros Problemas

“Cuando la yegua es cruzada, las contracciones uterinas llevan el esperma hacia el extremo del oviducto para que la fertilización ocurra dentro del oviducto”, explica Carnevale.  “Pero el útero de una yegua mayor es, típicamente, más grande y no se contrae con tanta facilidad”.

El extremo del oviducto ayuda a seleccionar espermatozoides sanos para la fertilización.  Las yeguas en edad avanzada con problemas uterinos crónicos pueden tener un mecanismo de selección menos efectivo.  Esto puede resultar en espermatozoides de baja calidad o en poca cantidad en el oviducto,  y menos posibilidades de fertilización del ovocito.

Eso puede afectar la capacidad de los espermatozoides para llegar hasta el oviducto a tiempo – o simplemente poder llegar hasta allí – para fertilizar el ovocito.

Y también está el “reloj” hormonal de la yegua.  En algún momento, la yegua dejará de ovular.
“Ahí hay una gran variabilidad genética”, dice Carnevale.  “Algunas yeguas Cuarto de Milla que practican cutting dejan de ovular a mediados de sus años veintes, pero las yeguas pony pueden dejar de hacerlo para cuando ya tienen los 20, y en otras razas, he visto yeguas todavía ovulando a los 29”.

Ofreciendo Asistencia

La ventaja básica que ofrece la tecnología de reproducción asistida en una yegua es un cambio ambiental.  En la transferencia de embrión, la yegua de edad ovula y es cruzada, el ovocito se fertiliza en el oviducto, y el embrión pasa de 7 a 8 días en el oviducto y el útero de la yegua antes de ser desalojado y transferido a una yegua sustituta o receptora.  En la transferencia del ovocito, el cambio de ambiente ocurre antes: el ovocito se extrae del folículo de la yegua de edad y se transfiere al oviducto de la yegua receptora, después ésta es cruzada y la fertilización ocurre en esta yegua receptora con un útero más joven y sano para gestar el potrillo.

“Uno potencialmente produce un ejemplar mucho más normal hasta con una yegua de mayor edad que produce ovocitos pobres, si está en contacto con un ambiente normal”, dice Carnevale.  “El sólo cambiar de ambiente uterino no resolverá todos los posibles problemas, pero ayuda”.

Otros procedimientos pueden ayudar en primera instancia a las yeguas que producen ovocitos pobres.  El simplemente extraer estos ovocitos del folículo de la yegua mayor y el ponerlos en un ambiente hormonal más regulado, ayuda.  Y procedimientos como la ICSI (inyección intercitoplasmática de esperma) pueden eludir los problemas de fertilización.

“Nos va relativamente bien (logrando gestaciones) con yeguas entre los 20 y 25 años de edad”, dice Carnevale.  “Hemos tenido yeguas de 25 años de las cuales hemos logrado gestaciones múltiples.  Pero conforme sobrepasan los 25, muchas de estas yeguas, aunque ciclen, sus ovocitos se vuelven muy difíciles de manejar”.

“Si uno quiere producir potrillos con una yegua en edad avanzada, necesita preguntarse exactamente si vale la pena todo el trabajo para obtener crías de esa yegua y si quiere optimizar el cómo obtiene potrillos de ella”, agrega Carnevale.  “Antes de uno iniciar, necesita tener en cuenta que va a requerir de más tiempo, más dinero, y más esfuerzos para lograr la gestación en esa yegua”.

Pero, ¿Son Iguales los Potrillos?


“Hasta donde sabemos, sí”, dice Carnevale.

“Cuando realizamos las inyecciones de esperma a los ovocitos de yeguas en edad avanzada y yeguas jóvenes, y los comparamos, encontramos que el desarrollo temprano era muy similar entre los ovocitos y los embriones de las yeguas en edad avanzada y los de las yeguas jóvenes”, continúa.
“En nuestro programa clínico, hemos visto que cuando tenemos yeguas en edad muy avanzada, perdemos más gestaciones hasta alrededor de los 50 días.  En esos casos, creo que probablemente se deba a factores genéticos y problemas con el feto”.

En el caso de muchas yeguas en edad avanzada, Carnevale cree que cambiar el ambiente del desarrollo de sus crías se puede evitar el impacto que sus edades pueden tener.

“Sería interesante comparar los historiales de desempeño de los potrillos producto de la transferencia de embriones en yeguas en edad avanzada (gestados por receptoras) con los historiales de desempeño de los potrillos gestados completamente por yeguas en edad avanzada”, dice ella.

“Debido a las mejoras en el cómo manejamos estas yeguas, la cantidad de animales en edad avanzada sanos es mucho mayor de lo que fue en el pasado.  Por esa razón, creo que la cantidad de yeguas en edad avanzada que potencialmente pueden producir potrillos, y de buena calidad, probablemente sea mayor ahora que anteriormente”.

“Parte de la información recopilada en el pasado con respecto al desempeño de los potrillos productos de yeguas en edad avanzada, pueden ser no tan relevantes hoy en día debido a esto”