Quantcast

All American: Hermanos del Alma

Eduardo y Juan González compitieron el uno con el otro. Juntos.

By Richard Chamberlain
September 13, 2013

Competidores en la pista –amigos, colegas y hermanos fuera de ella. Así son los hermanos Juan y Eduardo González, quienes entre los dos tuvieron cuatro competidores calificados para las dos carreras de Grado 1 con bolsas de premios de un total de USD $5.4 millones, el 1 y 2 de septiembre en la pista de carreras de Ruidoso Downs.

Eduardo ensilló a Reagel Eagle para el All American Futurity de USD $2.6 millones. Juan envió a Handsome Jack Flash y a You N How Many More en el Futurity y a Vancouver Moon en el All American Derby de USD $2.8 millones.

Los hermanos estaban esperando lo mejor.

“Los dos queremos ganar”, comentó Eduardo. “Ninguno de los dos queremos correr en segundo lugar. Ambos queremos demostrar nuestras habilidades para entrenar. Competimos el uno con el otro, pero nos tenemos respeto mutuo y no existe ninguna clase de animosidad o algo de ese tipo entre nosotros dos. El que gane, gana. Así es como es”.

“Siempre estamos felices el uno por el otro”, afirmó Juan. “Cada vez que ganamos, nos felicitamos mutuamente y viceversa. Somos hermanos – nos amamos”.

“Ésa es la manera en que fueron criados”, comentó J. R. Valenzuela, un ex-jockey y amigo de mucho tiempo. “Todavía se ayudan entre sí cuando tienen problemas. Son familia y así es como su padre les enseñó”.

Los hermanos González –los siete– crecieron en la pista de carreras. Su padre era entrenador de caballos en Guadalajara, en el estado de Jalisco, pero competía con caballos de carreras en las pistas de todo México.

“Desde que éramos niños andábamos bajo las patas de los caballos de nuestro papá”, comentó Juan. “Él era entrenador, y muy bueno; él nos enseñó lo que sabemos sobre los caballos – y sobre la familia. Somos siete hermanos y todos somos entrenadores. Cuatro de mis hermanos se encuentran en México y tres de nosotros vivimos aquí en Estados Unidos –Eduardo y yo y nuestro hermano Eliseo, mi entrenador asistente”.

Un entrenador muy bien establecido en Estados Unidos, Juan, de 48 años, lanzó a By By JJ para ganar el All American Futurity en el 2003. Oficialmente, en el mundo de carreras del Caballo Cuarto de Milla, Juan ha acondicionado a los ganadores de más de USD $11.3 millones y, a través de las clasificatorias del All American, ha ensillado a ganadores de 457 carreras de 3,121 competidores. Juan y su esposa Patricia tienen cuatro hijos: Juan Carlos, 27; Isabella, 23; Allison, 16, y Manuel, 9.

El hermano menor va rumbo a establecerse bien. Entrenando Caballos Cuarto de Milla en carreras oficiales desde el 2009, a través de las clasificatorias, Eduardo ha lanzado 43 ganadores en 275 carreras, para un porcentaje de victorias de 15.6. También ha terminado en segundo o tercer lugar en 81 carreras, para un porcentaje de 45 en victorias/colocamiento/desempeño. Los caballos acondicionados por los González han obtenido más de USD $1.27 millones. Eduardo, de 43años, y su esposa Miralda tienen tres hijos: Eduardo Jr., 13; Paulina, 11, y Fernanda, 4.

Fue By By JJ quien colocó a los González arriba de las listas.

“Todo cambió”, dijo Juan de cómo su negocio y su vida fueron alterados al haber acondicionado al ganador del All American Futurity. “Fue totalmente diferente: diferentes caballos, diferentes propietarios. Todos me querían enviar caballos. Tenía tantos caballos que no podía aceptarlos a todos. Tuve que rechazar a varios propietarios y caballos. Pero eso es algo bueno. Los caballos que tengo en este momento son mucho mejor que By By JJ. Los tiempos han cambiado y los caballos van mejorando conforme los años pasan, en cada generación”.

Los hermanos, sin embargo, no han cambiado mucho.

“Ambos pueden entrenar, oh, sí que pueden”, comentó Valenzuela. “Ambos son muy buenos entrenadores”.

“Y después de esto, Eduardo seguirá siendo el mismo tipo de entrenador”, dijo Juan. “Y sé que lo será, porque yo soy su hermano”.

Ha de ser algo entre hermanos…

El año pasado, Vancouver Moon obtuvo el décimo tiempo calificador más rápido para el All American Futurity. O más bien lo tenía hasta que, durante la clasificatoria de ese mismo día, el hermano menor lanzó a Sudden Thoughts para correr la distancia de un cuarto de milla un poco más rápido, relegando a la potranca de su hermano mayor a las orillas.

Vancouver Moon calificó para el All American Derby de este año. Sudden Thoughts no calificó.